domingo, 12 de agosto de 2018


 
En las pasadas semanas ha sido noticia en Puerto Rico que el Instituto de Ciencias Forense posee varios vagones enlos cuales almacena cadáveres a falta  de cupo en las neveras de sus facilidades. Hasta ahí estamos bien. El problema estriba en que varios Representantes visitaron las facilidades para una vista ocular y los encargados del Instituto intentaron obstaculizar la labor de los Representantes, y le negaron el acceso a la prensa a ciertas áreas de interés. Luego de que saliera a la luz la crisis con el manejo de cadáveres, el gobierno decidió pedir ayuda al gobierno federal. Si saben que están en crisis no deberían esperar a que el asunto salga a la luz pública. Esto es un asunto que se debió atender de inmediato.  ¿Entonces, los vagones están bien o se han convertido en unas vagonetas?  
 
Justo cuando aún no pasábamos el trago amargo de los vagones del ICF, nos llega la noticia gracias a Radio Isla de que había varios vagones llenos de suministros en los predios de las facilidades de una entidad gubernamental. Los vagones que aparentan estar llenos de productos no perecederos, baterías y otros artículos de primera necesidad nunca fueron repartidos gracias a la burocracia gubernamental (dicen ellos) yo diría que los suministros no se repartieron debido a la falta de capacidad administrativa de esta gente que dice gobernar el país. Tengo que admitir que yo no doné a ninguna entinad que hizo recogidos en los Estados Unidos, porque como buena Boricua yo  cómo es el mambo allá. Busque las cuatro maletas más grandes que tengo y las llene de suministros para llevarlas hasta mi pueblo Aguas Buenas donde yo sabía que la ayuda NUNCA llegaría¿Entonces, los suministros en los vagones sin repartir están bien o se han convertido en unas vagonetas? 
 
El ultimo vagoneta que quiero tocar y no menos importante es el del Departamento de Educación.  la semana pasada salió a relucir que debido al cierre de escuelas por la “falta de matrícula”, las escuelas receptoras no están listas para recibir al estudiantado. El departamento atendió el asunto instalando vagones los cuales serán utilizados como salones de clases.  Si habláramos de un país sin recursos donde los niños al sol de hoy asisten a escuelas de madera y paja es una cosa, pero Puerto Rico recibe fondos federales para que puedan ofrecer una educación de primera. El asunto estriba en que estamos en plena temporada de huracanes. La inversión de los vagones para el DE sobrepasa el millón de dólares y fácilmente otro huracán puede afectar los salones temporeros. Y entonces, debido a los malos administradores nos toca llevar a los niños a que estudien en vagones cuando hay escuelas listas para recibir los estudiantes a las cuales no hay que hacerle ningún tipo de reparaciónSerán buenos administradores de vagones, pero para  son unas vagonetas irresponsables 
Sigamos la discusión en las redes sociales...  
 
 

0 comments:

Publicar un comentario

Follow LODM by Email

Instagram

Conferencias

Conferencias

Conoce sobre LATISM16

Don't Speak Spanish? Translate here

Popular Posts

Contact us

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *