miércoles, 12 de octubre de 2016




El vídeo que muestra como un maestro en Puerto Rico perdió la paciencia con sus estudiantes, se ha vuelto viral. Las redes sociales se han llenado de memes al respecto y las reacciones a favor y en contra no se han hecho esperar.
Me sorprende como algunos intentan justificar a los estudiantes, que en el vídeo se puede apreciar que estaban respondiéndole y refutándole al maestro, cuando se supone que sea lo que dice el maestro y punto. Esto es una cuestión de respeto. Recuerdo cuando yo era niña y estudiaba en Puerto Rico. Se hacia lo que el maestro decía y ay del que se atreviera a alzar la voz o a llevarle la contraria. Miss. González era la experta dando reglazos en la mano y halando orejas a los irrespetuosos. A la escuela se va a aprender, no se va a chulear y mucho menos a argumentar con los maestros.
El pasado verano estuve participando de una feria de empleos para maestros en la Florida Central.   Me llamó la atención la cantidad de maestros de Puerto Rico que hacían largas filas en busca de una oportunidad para ofrecer el pan de la enseñanza en los Estados Unidos.  Es triste ver cómo tanto maestro quiere dejar la Isla y explorar otras oportunidades. Este video deja bien claro el nivel de estrés que están sometidos los que tienen en sus manos la educación de un país que cada día es más difícil de educar. Los maestros de Puerto Rico no son bien remunerados, no tienen los recursos necesarios para enseñar y encima de eso tienen que lidiar con muchachos malcriados. Posiblemente en la casa no los pueden controlar, y algunos estarán locos porque empiecen las clases para que sea el maestro que bregue con el muchacho incorregible.  ¡Hello, pues claro que se quieren ir del país caramba!
Mi opinión es que el Departamento de Educación les de las herramientas necesarias para poder ejercer mejor su labor y los apoye al momento de disciplinar a sus estudiantes. Entonces ahora quieren investigar al maestro ah? ¿Por qué no lo investigaron antes a ver si necesitaba apoyo centella?  Para ser maestro en Puerto Rico hay que verdaderamente amar la profesión. Conozco personalmente a una maestra que los estudiantes le dejaron en cuatro bloques su carro en el estacionamiento de la escuela. Conozco a otra maestra que le hurtaron su guagua del estacionamiento de la escuela. Conozco otra maestra que de su cheque tiene que presupuestar la compra de materiales que hace en Sam’s para poder utilizarlo en el salón de clases con sus estudiantes.
Ahora bien, tú como padre, ¿Estás haciendo lo que te toca? Estas enseñando a tus hijos a que los mayores se respetan y como decía mi abuelo, los muchachos hablan cuando las gallinas mean. ¿Eres de los que prefieres que estén en la calle para que no te molesten en casa? Déjame decirte que si no le pones respeto a tu hijo te vas a arrepentir. Hijos pequeños son problemas pequeños, hijos grandes traen problemas grandes, y ese es el día que te vas a acordar del maestro molesto. 

0 comments:

Publicar un comentario

Seguidores

Follow LODM by Email

Instagram

Conferencias

Conferencias

Conoce sobre LATISM16

Miembro de los siguientes directorios

Miembro de #WeAllGrow

Miembro de #WeAllGrow

Escucha La Opinión de Milly en Periscope

@MillyDiazPR

Don't Speak Spanish? Translate here

Popular Posts

Contact us

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *