lunes, 8 de abril de 2013


Picture from tinytreasuresdaycare.ca

Uno de los momentos más estresantes desde que me convertí en madre, fue matricular a mi hija en un cuido. La niña desde que nació estuvo en mi casa bajo el cuidado de su abuela, pero cuando cumplió un año decidimos matricularla en un cuido para que su abuelita tuviera más tiempo libre para hacer sus gestiones y atender su salud. Para mí era sumamente estresante saber que tenia que confiar el cuidado de mí bebe a gente extraña.

Luego de hacer una búsqueda extensa decidimos por un centro de enseñanza en el cual se ha quedado, porque reciben niños desde maternal hasta primer grado. El tomar la decisión en el cuido que la iba a matricular no fue tarea fácil. Visité varios cuidos, comparé precios, localización, ofrecimientos, etc. Visitaba los cuidos sin llamar que iba de camino y sin cita previa. Quería ver como era la dinámica cuando los padres no estaban.

Comparto con ustedes algunas de las cosas que tomé en consideración para decidir:
  • Descarté inmediatamente los cuidos que no me recibieron porque no tenía cita o no estaba en el horario de visitas.
  • Tamaño de los grupos y empleados a cargo por cada grupo
  •  Pedí recomendaciones a amigos y familiares
  • Indagué sobre el método de enseñanza
  • Seguridad (Cámaras, rejas, etc.)

¿Cómo decidiste por el cuido de tu hijo? Cuéntame tu experiencia.

0 comments:

Publicar un comentario

Seguidores

Follow LODM by Email

Instagram

Conferencias

Conferencias

Conoce sobre LATISM16

Miembro de los siguientes directorios

Miembro de #WeAllGrow

Miembro de #WeAllGrow

Escucha La Opinión de Milly en Periscope

@MillyDiazPR

Don't Speak Spanish? Translate here

Popular Posts

Contact us

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *