domingo, 30 de diciembre de 2012


Hoy despedimos el año 2012 y le damos la bienvenida al 2013 esperanzados en que será un mejor año. No nos podemos quejar, si estamos leyendo este escrito es porque hemos sobrevivido a la Isla. Quiero compartir con ustedes mi deseo de año nuevo y el porqué no puedo lograrlo.

Deseo despedir el año con mi familia, junto a mi esposo y mi hija en nuestro hogar. Se preguntarán ustedes porque no puedo despedir el año como quiero si suena tan sencillo. Vivo en una de las regiones más violentas de Puerto Rico. Específicamente en el pueblo de Toa Baja. Este año mi hija y yo nos hemos lanzado al suelo para esquivar las balas en un sin número de ocasiones. Es por eso que estamos buscando refugio para fin de año. Nos iremos al campo, allí despediremos el año al son del coquí escuchando la pirotecnia en la lejanía. Mi hija ya tiene cuatro años y ella no sabe lo que es recibir un año nuevo en nuestro hogar. Recuerdo mi niñez en el campo y me da nostalgia. Este no es el Puerto Rico en el que yo nací. Todo era tan diferente. La gente era tan distinta. ¿Qué nos ha pasado? ¿Dónde fue que giramos al camino equivocado y ahora estamos perdidos en un laberinto rodeado de criminales? ¿Qué pasó con los valores?

Hace unos días viví una experiencia horrible. Mientras hablaba con mi hermana, se escucho una fuerte detonación y acto seguido una ráfaga de disparos. Le pedí que se agachara y que no detuviera la marcha de su vehículo. Varios hombres le cruzaron frente al carro y yo tan despiadada le dije: “Sigue, no te detengas”. Me parece mentira que haya inducido a mi hermana a posiblemente atropellar a un ser humano, pero así vivimos en este país. Vivimos a merced de las balas.

Quiero concluir haciéndoles un pedido a las personas que poseen armas de fuego. No veo la necesidad de disparar al aire como celebración. Estarán cansados de escuchar en los medios de comunicación que no disparen al aire. Distintos grupos se han unido en el mismo reclamo. Yo solo te puedo decir, piensa en los tuyos. ¿Qué tal si le sucede a tu hijo(a), a tu madre, a tu hermano(a)…?

¡NO dispares en fin de año!

 

9 comentarios:

  1. que triste es tener que escuchar eso, pero es la cruda realidad en la que vivimos muchas de las familias en la isla. Solo espero que no tengamos mas victimas por balas perdidas disparadas por un un irresponsable :(

    ResponderEliminar
  2. Ese es mi deseo de año nuevo. Que no perezca ningún inocente por causa de una bala.

    ResponderEliminar
  3. De verdad que Puerto Rico es tierra de nadie, es una pena que nuestra isla haya dejado de ser La Isla del Encanto, para convertirse en la Isla del Espanto!

    ResponderEliminar
  4. Yo también vivo en Toa Baja pero mis vecinos se portaron de show. Puros fuegos artificiales y nada de disparos. Aunque si escuche algunas detonaciones a lo lejos. Creo que eso pasa en todos los pueblos porque donde quiera hay un anorrrmal que no piensa en ti, en mi ni en los suyos. Un abrazote!

    ResponderEliminar
  5. Mery, lamentablemente estamos viviendos tiempos dificiles en nuestra Isla. Todos esperanzados en un cambio, veremos que pasa.

    ResponderEliminar
  6. Ser Madre PR, nos fuimos a buscar refugio al campo. La pirotecnia fue muy poca y nada de disparos. He sabido llegar a mi casa y encontrar casquillos cerca de mi hogar. Mis vecinos son bastante tranquilos, pero las calles aledañas son tierra de nadie.

    ResponderEliminar
  7. Que triste, hemos perdido el "ay bendito" que caracterizaba a los puertorriqueños.

    ResponderEliminar
  8. Que mal verdad? Ya no podemos salir a la calle libremente sin pensar que algo malo podria suceder en cualquier momento.

    ResponderEliminar

Seguidores

Follow LODM by Email

Instagram

Conferencias

Conferencias

Conoce sobre LATISM16

Miembro de los siguientes directorios

Miembro de #WeAllGrow

Miembro de #WeAllGrow

Escucha La Opinión de Milly en Periscope

@MillyDiazPR

Don't Speak Spanish? Translate here

Popular Posts

Contact us

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *